29 de octubre de 2013

Los precios de los seguros según el modelo de coche

A la hora de obtener precio para un seguro de coche entran en escena numerosos factores, los cuales influyen tanto positiva como negativamente en el mismo. En este artículo nos vamos a centrar en cómo influye en el precio de un seguro el modelo de coche. Primeramente haremos un resumen rápido de otros factores que pueden influir en el precio:



  • El tomador del seguro. Dependiendo de su edad, años de carnet de conducir, años como tomador de seguro de un vehículo y su historial de siniestralidad.
  • Si hay segundos conductores, jóvenes...
  • El código postal. Afecta en el precio según la siniestralidad que tenga. Por ejemplo, poner un código postal de Pontevedra suele ser bastante más caro que uno de Segovia.
  • Las coberturas contratadas. Lógico, nada que añadir en este punto.

A grandes rasgos estos son los aspectos que, junto al que vamos a tratar hoy, afectan más en el precio de un seguro. ¿Cómo afecta el modelo del coche en un seguro? ¿Por qué?

No es lo mismo asegurar un Mercedes SLK que un Fiat Punto, independientemente de la cobertura que contrates o de la persona que lo conduzca. Veamos varios puntos diferenciales:
  • Precio del vehículo: Lógicamente, si contratamos unas coberturas de robo, incendio o daños propios, cuanto más valga el coche, más caro nos saldrá el seguro. No es lo mismo que nos roben el SLK o el Punto, y que la compañía nos tenga que indemnizar por la pérdida. Uno vale 30.000€ y el otro quizá no llegue a 10.000€, aunque en este caso la compañía indemniza pagando el valor venal del vehículo.
  • Tipo: Deportivo, familiar,  compacto... Un modelo deportivo siempre sale más caro que uno familiar.
  • Número de puertas: Supongo que este punto viene relacionado con el anterior. Los coches deportivos suelen tener dos/tres puertas, mientras que los familiares cuatro/cinco. He comprobado con el paso del tiempo que el mismo modelo, pero de tres puertas, sale un poco más caro que el de cinco.
  • Cilindrada/Potencia: Estos dos factores también influyen en la prima de un seguro. A mayor potencia, más caro (también está relacionado con el tipo de coche, pues un deportivo tiene más cv).
  • Año de fabricación: Cuantos más años tenga el coche, más probabilidad de que surja algún fallo mecánico, eléctrico o electrónico en el coche y, por tanto, más riesgo de producirse un siniestro o llamada a la asistencia en carretera.
  • Año de adquisición (primera o segunda mano): Los seguros para coches de segunda mano son más caros porque los coches tienen más años, han pasado por varios dueños y, estadísticamente, tienen más probabilidad de sufrir un siniestro (a ojos de la compañía, si el coche tiene varios años, tiene más probabilidad de que genere gasto en asistencia en viaje, cambio de lunas... ). Si piensas comprar un coche de segunda mano, cuando hagas el seguro debes indicar esta característica para que luego, en caso de siniestro, la compañía no pueda ponerte ninguna pega.
  • Seguridad/calidad/robustez del coche: Cuanto más seguro sea un coche, mejor. También para conseguir precio en el seguro. Por ejemplo, hace poco estuve mirando precio para un Volvo V40, tipo ranchera, muy robusto, y me sorprendió que para el mismo tomador, conductor y propietario, salía más barato que un Chevrolet Aveo con los mismos cavallos y misma cilindrada.
El tema del seguro es un gasto secundario a la hora de comprar un coche pero hay que tenerlo en cuenta, sobre todo en ciertos vehículos de gama alta en los que un buen seguro no bajará de 1.000€ al año, o en vehículos de segunda mano en los que el gasto en el seguro puede suponer un porcentaje elevado del presupuesto.

Como siempre, si quieres que te coticemos el seguro de tu moto, mándanos un email a eligiendoseguro@gmail.com y te atenderé personalmente, aconsejándote y seleccionando las coberturas que más te interesan para que tengas un buen seguro, sin pagar de más.

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario